El Sporting perdió por 1-0 frente al Huesca en su campo de El Alcoraz en partido correspondiente a la cuarta jornada de LaLiga SmartBank. Derrota injusta a todas luces, en un encuentro en el que los rojiblancos merecieron más.

Incidencias: mañana meteorológicamente muy agradable en Huesca, con 20 grados de temperatura y sol. El Sporting jugó con su camiseta rojiblanca y medias y pantalones de color rojo. Terreno de juego en buenas condiciones. Pese a los problemas para poder acoger a la afición rival expresados por la entidad aragonesa, se dejaron notar en las grads medio centenar de aficionados. El partido se inició con las entradas agotadas. Puido por el Huesca y Carmona por el Sporting oficiaron de capitanes. De acuerdo entre los dos equipos, se decidió hacer parada para hidratar. Presenció el partido Javier Tebas, presidente de LaLiga.

José Alberto decidió dar continuidad al mismo once de la pasada jornada frente al Albacete, con el habitual 4-3-3, el mismo sistema que puso en liza el cuadro oscense.

Comenzó con mucha presión el Sporting sobre la muy bien definida salida de balón del Huesca, que evidenciaba la gran calidad técnica de sus futbolistas. También trataba de sacar provecho de la mayor envergadura en general de sus jugadores.

También la presión sobre la salida de balón rojiblanca era constante, lo que obligaba a jugar en largo.

En el 21, arrancó Manu García, que abrió a la izquierda para Aitor. El balón que le metió a Carmona, entre tres rivales, logró rematarlo acrobáticamente en busca de un ángulo de la portería rival, pero llegó a tiempo el portero.

Los dos equipos quería el balón y los dos equipos se encontraban con una ferrea oposición rival.

En el minuto 27 fue amonestado Pedro López por una entrada sobre Aitor García. La falta la sacó Pedro Díaz sin consecuencias.

Cumplida la primera media hora de partido, se paró para hidratar. Casi dos minutos después se reanudó el juego.

En el 34 el amonestado era Pedro. Cuatro minutos después, colgaba un balón el Huesca al área. El testarazo salió alto. Llevaba peligro.

En el minuto 40 penetró en el área Molinero, que recortó a su par para chutar a portería, pero repelió el remate un poste.

El colegiado añadía dos minutos a la primera mitad.

La segunda parte comenzó sin cambios y con el Sporting en el campo rival, pero se recompuso el Huesca y, en el minuto 48, logró marcar tras un remate de cabeza de Raba.

En el 52 era amonsteado Eugeni y en el 57, Manu García por protestar.

En el minuto 59, Pedro veía la segunda tarjeta amarilla, que le costaba la expulsión. el Sporting se quedaba con 10 por tercera vez en los cuatro partidos de temporada disputados.

José Alberto tenía que mover el banquillo y mandó llamar a Pablo Pérez y a Álvaro Vázquez, que suplieron a Aitor y a Carmona. Se posicionaban respectivamente en la izquierda y derecha. El equpio pasaba a jugar con un pivote: 4-2-3.

En el cuadro aragonés entraba Ivi López, quien la pasada temporada militó en el Sporting. El siguiente en entrar era Datkovic.

La superioridad numérica y el mando en el marcador le daba tranquilidad a los locales, en una situación inversamente proporcional para los gijoneses.

En el 69 realizaba una gran parada Diego Mariño. Tras su rechace marcaba Ivi López, pero baló no súbía al marcador, anulada la acción.

Pablo Pérez lo intentó desde lejos a continuación y su remate en busca del ángulo contrario salió fuera por poco.

En el minuto 74 de nuevo se paró el juego para que se hidrataran los jugadores.

Cinco minutos después Nacho Méndez relevaba a Javi Fuego.

En el 82 Pablo Pérez habilitó a Djuka, que se revolvió bien dentro del área, pero el árbitró entendió que lo hizo en falta.

El Sporting no le perdía la cara al partido, pese a las dificultades que tenía.

Agotaba los cambios el Huesca, que veía el debut en el minuto 84 de Okazaki.

En el 87, era nuevamente Pablo Pérez, de cabeza, el que le metía el balon a Djuka en el área, pero el serbio llegó muy forzado y remató fuera.

Era Molinero el siguiente en intentarlo, pero también se le machaba fuera.

El árbitro añadía 5 minutos.

El Sporting siguió buscando la portería rival, especialmente con balones en largo.

En el tiempo añadido, el poste volvió a ser protagonista, al repeler un remate de Borja. El rechace, muy forzado, le llegó a Pablo Pérez, pero se lo sacó el guardameta.

No hubo tiempo para más.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó La Tribunona La Tribunona hace 1 semana, 4 días.

Debes estar registrado para responder a este debate.