Fran Albert, el preparador físico rojiblanco destacó que “los jugadores han regresado bien” a Mareo. “Ésta es una sensación de felicidad increíble; es una de las cosas más bonitas que nos han pasado: se trata de recuperar valores como el esfuerzo, la fatiga…”, señaló con satisfacción por la vuelta a los entrenamientos. Destacó que “las instalaciones nos ayudan mucho para poder trabajar así y para poder hacerlo con el máximo respeto hacia el protocolo establecido”.

“Los jugadores necesitaban tocar ya el balón con espacio”, explicó, aunque todavía no puedan interactuar entre ellos. Un gran paso tras casi dos meses confinados en sus domicilios.

También se refirió a los porteros, que “tienen un método de entrenamiento distinto al de sus compañeros, dada la especificidad de su demarcación”.

  • Debes estar registrado para responder a este debate.