Javi Fuego descató en la sala de prensa de Mareo la importancia del resultado del pasado sábado, “pese a que no fue nuestro mejor partido, pero genera tranquilidad para seguir trabajando y mejorando”. En este sentido señaló que “si obviamos el resultado, estuvimos mucho mejor frente al Tenerife que ante la Ponferradina, pero uno y otro dejaron tras de sí cosas diferentes: así es el fútbol”.

Asume que “tenemos un déficit de puntos,pero ahora tenemos que focalizarlo todo en el próximo partido, en Lugo”, en un encuentro, “muy importante, con tres puntos muy importantes». Considera que será “muy bonito, porque estará allí nuestra afición.

Respecto a la actual situación clasificatoria, el poleso señaló que “a estas alturas es posible todo: los de arriba pueden descolgarse todavía y los que están más abajo están a tiempo para poder engancharse, pero hay que vivir el presente; ir más allá puede desorientarnos”.

Considera que “el equipo se está desenvolviendo con solvencia en defensa, generamos ocasiones de gol, pero se trata de convertirlas”. En lo personal se encuentra “bien, cada vez mejor”, pero huye de personalismos, porque “este es un juego colectivo”. Tiene suficiente veteranía como para poder echar mano de su propio recorrido y poder valorar que “nunca he sido un futbolista de juego vistoso que levante al aficionado del asiento, sino de hacer mejor a los compañeros”. Recuerda que precisamente cuando mejor estuvo, a la vez que el equipo en el que jugaba, “era cuando menos se hablaba de mí”.

Le preguntaron por el VAR. Fue claro ante la evidencia: “Doy mi opinión, que es personal, y creo que nos ha perjudicado bastante; no entiendo muchas decisiones, además de que no coinciden con lo que se nos explicó: está claro que en acciones concretas no se nos ha tratado igual que a otros equipos”.

  • Debes estar registrado para responder a este debate.