Con el inicio de la Fase 0 de desescalada se ha recuperado la posibilidad de realizar la práctica deportiva individual en el exterior y los paseos al aire libre, lo que permite un avance en las rutinas de trabajo diario de los equipos femeninos del Club, consistentes, hasta la fecha, para Infantil, en actividades de flexibilidad y fuerza desarrolladas en casa en una sola sesión diaria. Para el resto de las jugadoras se desarrollaban dos sesiones diarias: una destinada igualmente al trabajo de flexibilidad y fuerza y otra, al entrenamiento metabólico mediante una sesión tipo HIIT (entrenamiento interválico de alta intensidad).

Desde este lunes, las integrantes del primer equipo femenino sportinguista, así como las jugadoras del Sporting B, el Sporting C y el combinado Infantil, han comenzado a desarrollar unas rutinas de trabajo de marcha y carrera al aire libre para entrenar la resistencia de un modo más específico.

El plan de trabajo está repartido en bloques de dos semanas de duración en los que se incluyen seis días de entrenamiento y un día de recuperación activa en forma de paseo. Cada jornada de trabajo constará de dos sesiones de actividad, la de movilidad articular y fuerza y la de carrera.

Se han establecido unas pautas enfocadas hacia una reactivación progresiva y a minimizar las posibilidades de lesión tras varias semanas sin poder realizar actividades de marcha y carrera. Se ha recomendado a las jugadoras evitar superficies demasiado blandas, como arena, y demasiado duras, tipo asfalto, como también los terrenos irregulares y las cuestas, optando por zonas de hierba llanas y regulares.

En el primer bloque de trabajo, para las semanas 1 y 2, se ha contemplado un tiempo de actividad de 45 minutos para Sporting A, B y C, y un tiempo de 30 minutos para el Sporting Infantil. Durante ese período de actividad se buscará alternar marcha y carrera en intervalos cuya duración irá aumentando con el paso de las sesiones, comenzando por unos tiempos de 1-2 minutos de carrera combinados con 1-2 minutos de marcha hasta alcanzar la duración máxima de la actividad. Se busca que el esfuerzo sea de una intensidad suave y moderada, con un ritmo de marcha en torno al 50% de la frecuencia cardíaca máxima y un ritmo de carrera en torno al 70% de la frecuencia cardíaca máxima. Para registrar los progresos de su trabajo, las jugadoras cuentan con una App a través de la cual se controla y se informa a los técnicos del trabajo y los logros conseguidos.

  • Debes estar registrado para responder a este debate.