El Molinón vivió este mediodía la inauguración del Espacio Quini by Caja Rural de Gijón, convertido desde ahora en albacea del imborrable recuerdo de la gran leyenda del sportinguismo, que seguirá así latiendo en las entrañas del campo al que ha añadido su nombre. Un sorprendente holograma de Quini da la bienvenida a los visitantes. Con el respaldo de los estamentos federativos del fútbol nacional y regional, con la presencia de la acaldesa y de los representanrtes de los distintos grupos municipales, además de la directora regional de Deportes el acto acabó siendo una exaltación de emociones y recuerdos.

Se hace de evidencia que no es casualidad que el Espacio Quini by Caja Rural de Gijón esté en el campo más antiguo del balompié nacional, donde tantas veces el mito rojiblanco convirtió en arte el gol, la suerte máxima del fútbol, ni tampoco lo es que su puesta de largo haya venido acompañada por la presencia de la Selección Española, arropada a través de nuestra Federación y de sus máximos dirigentes.

Como parte del acto institucional del acto de presentación, el primero en hablar y dar la bienvenida fue el presidente sportinguista, Javier Fernández, quien glosó su figura, su repercusión y su extraordinaria humanidad. Comenzando por la Fundación Hermanos Castro, agradeció «a quienes nos han ayudado a hacer posible este Espacio Quini, a cada persona anónima que compró la camiseta realizada en su honor, lo que aportó unos fondos que han servido para mejorar el Espacio desde un primer y sencillo diseño hasta el que hoy presentamos». Desveló Javier Fernández que, desde «los 25 ó 30 metros cuadrados iniciales hasta los casi 350 finales, todo nos parecía poco a medida que avanzábamos en el proyecto del museo».

Extendió de manera expresa su agradecimiento «a la Caja Rural de Gijón quien, con profundo cariño, y demostrando su implicación con la ciudad, ha querido sumarse a este proyecto». Añadió que «no hizo falta darles muchas explicaciones para convencerles, y hoy ponen su apellido a este Espacio Quini, que es de orgullo para el Real Sporting de Gijón y para todos quienes hemos tenido el honor de conocer a este ídolo del fútbol, nacido goleador, pero sobre todo, buena persona».

Enfatizó Javier Fernández que «queremos, partiendo de su humildad, que esta exposición recoja los relatos de un grande, de su extensa trayectoria futbolística y, sobre todo, de sus amigos, de su infinita lista de amigos, porque todos quienes le conocimos transformamos esa relación en amistad».

En el acto institucional hubo justo reconocimiento para la Real Federación Española de Fútbol que, «desde el primer momento, a través de su presidente, Luis Rubiales, puso absolutamente todo de su parte para que el nombre de Quini se mantuviera ligado a la primera línea de los recuerdos del fútbol español y, desde el primer momento, lo que dijo lo ha cumplido: por eso la Selección Española viene hoy a El Molinón para honrarle y recordarle».

Rubiales hizo subir al estrado a la familia de Quini, a sus hjos y nietos, a los que entregó el galardón que siempre recordará al mito rojiblanco con el galardón que ha pasado a llevar su nombre.

Falo Castro, tremendamente emocionado, en nombre de toda la familia, dio las gracias por «algo que a mi hermano siempre le gustó tener, un sitio donde tener sus recuerdos y mostrárselos a los demás».

El acto tuvo lugar en el marco de la presencia de la Selección Española en Gijón, que «pese a no ser capital de provincia y a ser demográficamente la decimoquinta población de España, es la quinta ciudad que más partidos de la Selección ha acogido, de lo que tiene buena culpa la Real Federación de Fútbol del Principado».

Una Federación que nació y se desarrolló en Gijón a lo largo de su ya largo siglo de existencia, «donde indisolublemente el Sporting y el Ayuntamiento de la ciudad han caminado siempre juntos como parte de un espíritu que vive envuelto en los mismos colores rojiblancos».

Con la inauguración de este Espacio Quini Caja Rural de Gijón, el Sporting aporta un primigenio motivo a la ciudad, un concepto museístico popular que, al disfrute del embrión que ofrece El Molinón, supone ya un motivo de orgullo para todos los gijoneses. Así lo reconoció Ana González, primera autoridad local, que rescató el nombre de Juan Cueto para recordar a través de sus valoraciones la figura de Quini. Tuvo también palabras de recuerdo para Luis Enrique tras el fallecimiento de su hija Xana.

El Espacio Quini se trata de un museo donde sus goles, su recuerdo, así como muchos recursos virtuales y audiovisuales recorren su vida y trayectoria futbolística. También está presente una parte de las camisetas y recuerdos que muchos históricos del fútbol quisieron hacerle llegar.

  • Debes estar registrado para responder a este debate.