¡Fiesta en El Molinón! El Sporting Arrasa al Mirandés a base de golazos

hace 11 meses · Actualizado hace 11 meses

Índice
  1. ¡A reventar de emoción! Sporting hace vibrar El Molinón en su primer partido de LaLiga Hypermotion
  2. ¡Arrancaron a toda marcha! La primera mitad de ensueño
  3. ¡Sin tregua! Un final de primera mitad de infarto
  4. El segundo acto: ¡Control y ovaciones!
  5. Un reencuentro con sabor a victoria

¡A reventar de emoción! Sporting hace vibrar El Molinón en su primer partido de LaLiga Hypermotion

¡La espera terminó, afición rojiblanca! El estadio gijonés se convirtió en un caldero de emociones cuando el Real Sporting se enfrentó al CD Mirandés en su primer duelo de LaLiga Hypermotion. ¡Y vaya si fue un debut para recordar! El equipo de Miguel Ángel Ramírez se lució con una goleada espectacular que puso de pie a los casi 18,500 aficionados presentes. "El Molinón rugió con cada gol", y es que este partido no se olvidará pronto.

¡Arrancaron a toda marcha! La primera mitad de ensueño

Desde el primer pitido, los jugadores del Sporting parecían tener un motor extra. Con una fuerza arrolladora y un juego vertiginoso, la grada no tardó en aplaudir a rabiar. Las ocasiones llegaban como olas en la playa, y aunque el gol parecía hacerse el remolón, Juan Otero rompió el hielo en el minuto 26 con una falta magistralmente ejecutada. ¿Quién dijo que los tiros libres eran solo para estilistas?

Pero eso no era todo, porque Djuka, el mago del día, decidió que un golazo no era suficiente. Apenas cinco minutos después del primer tanto, nos regaló un obús desde treinta metros que hizo temblar las redes del Mirandés. ¡Un disparo que bien podría haber sido una postal!

¡Sin tregua! Un final de primera mitad de infarto

Y como si tres goles fueran poco, Gaspar decidió unirse a la fiesta. El balón circuló como un reloj suizo y su derechazo fulminante llevó al público al éxtasis. "3-0, y no hemos acabado aún", parecía ser el grito de ánimo del Sporting. Los minutos pasaban, pero el cuarto gol no llegó por poco. ¡Menuda manera de hacer la presentación soñada ante la hinchada!

El segundo acto: ¡Control y ovaciones!

La segunda parte vio al Mirandés intentar acortar distancias, pero el Sporting no estaba dispuesto a ceder terreno. Oportunidades de gol seguían llegando para ambos equipos, con los locales dominando la partida. Los cambios introdujeron nuevas caras en el campo, pero el control seguía siendo del Sporting.

Los héroes de la primera mitad, como Gaspar, Hassan y Juan Otero, se retiraron del campo entre aplausos ensordecedores de su afición. Rivera y Diego Sánchez también dejaron su huella en el partido. En las gradas, los cánticos resonaban con fuerza y las ovaciones no se hicieron esperar.

Un reencuentro con sabor a victoria

El reencuentro con El Molinón fue una fiesta total. Cerca de 18,500 corazones latieron al unísono, celebrando cada jugada, cada pase y cada gol. El Sporting no solo mostró su poderío en el campo, sino también una imagen cargada de ilusión para la temporada venidera.

El próximo domingo, el Racing Club de Ferrol será el siguiente desafío en la jornada 3 de LaLiga Hypermotion. Con la energía y la pasión desbordantes de su hinchada, el Sporting buscará mantener el ritmo y hacer vibrar a sus seguidores una vez más. ¡La temporada apenas comienza y ya estamos más que listos para esta emocionante montaña rusa de emociones!

Deja una respuesta

Subir

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para que podamos ofrecerte la mejor experiencia de usuario posible. La información de las cookies se almacena en tu navegador y realiza funciones tales como reconocerte cuando vuelves a nuestra web o ayudar a nuestro equipo a comprender qué secciones de la web encuentras más interesantes y útiles. Más información