Al descanso del partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey entre Eibar y Sportig, en el palco de honor, recibió un cálido homenaje Solabarrieta, exjugador tanto del Eibar como del Sporting en los años sesenta. El club rojiblanco le regaló una camiseta con su nombre serigrafiado, al igual que la entidad armera. Estuvieron presentes en el acto sus excompañeros del por entonces “Real Gijón” García Cuervo, Montes y Alonso, además del ex directivo José Carlos Alegría.