El equipo rojiblanco protagoniza esta mañana en Mareo, bajo un espléndido sol, su segundo entrenamiento de la semana, que se desarrolla a puertas abiertas, como también lo será el de mañana, a diferencia del último, el del jueves, que tendrá por escenario a El Molinón a puerta cerrada, antes de que parta el equipo por carretera hacia Zaragoza, donde se medirá el viernes a los blanquillo.

Álex Alegría, al que ayer derivaron los servicios médicos a su domicilio, debido a un proceso vírico, y Babin, afectado de una faringitis, han vuelto a trabajar con el grupo. No lo hacen todavía Aitor García e Ivi, que se emplean con el readaptador, mientras que Isma Cerro prosigue con la última fase de recuperación de su lesión de rodilla y Diego Mariño inicia la suya tras la operación de clavícula a la que fue sometido.