El Real Oviedo, representado en su Consejo de Administración y ampliado a sus empleados quiere manifestó con un comunicado oficial su “profundo rechazo a la situación, prolongada en el tiempo, que nuestra entidad y nuestra afición han padecido y están padeciendo en los últimos tiempos”.

En referencia a los hechos ocurridos ayer en la previa del partido ante el Real Sporting de Gijón en El Molinón, queremos manifestan lo siguiente:

– Nos sentimos orgullosos, una vez más, de nuestra afición, que ha hecho gala en los cuatro derbis ante el Sporting de las últimas dos temporadas, tanto de local como de visitante, de un comportamiento ejemplar, sin causar ni un solo incidente. Nuestros aficionados han dado muestra incansablemente de un saber estar digno de admiración a pesar del trato, en ocasiones como ayer arbitrario y discriminatorio. No se puede consentir que 1.200 personas se encuentren en condiciones de sin unas mínimas condiciones sanitarias, con dos cuartos de baño a utilizar durante cinco horas, y sin acceso, una parte de ellos, a bebidas, comida o cualquier otro tipo de sustento. Los cacheos realizados por la seguridad privada del Real Sporting de Gijón y no por las fuerzas y cuerpo de seguridad del estado fueron completamente excesivos, obligando a algunos de nuestros aficionados a quedarse sin ropa (mujeres en ropa interior) mientras en otros lugares del mismo estadio de El Molinón se permitía, sin sanción alguna, la exhibición de carteles/pancartas con palabras como “Fck Oviedo” o “Puta Oviedo” que infringen deliberadamente la normativa vigente.

– Lamentamos y rechazamos también el trato dispensado por parte de la seguridad privada del Real Sporting de Gijón en el momento del acceso de las personas acompañantes de la directiva (mujeres y niños) así como de otros miembros de nuestra directiva y trabajadores del club, agradeciendo la eficaz intervención de los cuerpos de seguridad del estado y del coordinador policial de Oviedo que permitió que la situación se solventase sin incidentes.

– Recordamos que el Real Oviedo siempre ha cumplido con las exigencias marcadas por LaLiga en el acceso y control de los aficionados visitantes, permitiendo en muchos casos el acceso de elementos de animación y pancartas que cumplen con la normativa vigente, porque entendemos que esa es la esencia del fútbol que todos queremos, y hemos dispensado un trato que no consideramos en ningún caso correspondido. 

Por este motivo, harán llegar en forma de informe elaborado, su “profundo malestar y rechazo”, instando a LaLiga a que compruebe las condiciones mínimas exigibles en las zonas de afición visitante de los clubes que conforman la competición y solicitando a su vez un trato igualitario y respetuoso para los aficionados de todos los equipos, sea cual sea el campo al que se desplacen.

De la misma manera, las relaciones institucionales con el Real Sporting de Gijón, “que hasta este momento han sido correctas, se interrumpirán de ahora en adelante hasta certificar que nuestros aficionados, como parte de la institución que son, reciban un trato respetuoso, justo y acorde con el que merecen, y con el que sus seguidores recibieron en el Carlos Tartiere”, señalan desde el club azul.