Saltar al contenido

Rubi se estrena con un empate sin goles

22/01/2017

Empate sin goles en el Benito Villamarín entre el Real Betis Balompié y el Real Sporting de Gijón. En un encuentro sin mucho ritmo y juego muy trabado. El equipo verdiblanco se estrelló una y otra vez contra el muro defensivo del equipo visitante.

Real Betis Balompié: Adán, Piccini, Bruno, Donk, Pezzella, Durmisi, Brasanac (Petros 52’), Jonas Martin (Nahuel 83’), Dani Ceballos, Zozulia (Álex Alegría 52’) y Rubén Castro.

Real Sporting de Gijón: Cuéllar, Lillo, Babin, Amorebieta, Canella, Xavi Torres, Carmona (Burgui 86’), Cases, Víctor (Moi Gómez 60’), Isma López y Cop (Castro 75’).

Colegiado: Alberto Undiano Mallenco, comité navarro. Amonestó a Babin (20’), Ceballos (59’), Lillo (84’) y Bruno (93’).

Incidencias: Unos 12 grados de temperatura en Sevilla. Terreno de juego en buen estado. El cuadro gijonés jugó con su primer uniforme: camiseta rojiblanca con pantalones y medias azules. Quedaron fuera de la convocatoria inicial de 23 Whalley, Afif, Dani Ndi, Juan Rodríguez y Rubén. Oficiaron de capitanes elguardameta Adán y Canella. El partido supuso el debut para Rubi en el banquillo sportinguista. Presencia de unos 300 seguidores rojiblancos en las gradas del Villamarín, la mayor parte de ellos concentrados en la "esquina visitante". Se guardó una minuto de silencio en memoria de Dª Concepción Andrade, la "abuela del Betis", fallecida esta semana. 35.097 espectadores.

Recibía el Real Betis a un Sporting con nuevo entrenador. Joan Francesc Ferrer Sicilia ‘Rubi’ se estrenaba en el Benito Villamarín al mando de los asturianos. Tuvo la primera del partido el equipo visitante nada más comenzar, a través de una falta directa en la frontal del área que Adán desvió a córner con la punta de los dedos. Durante los primeros minutos ninguno de los equipos se imponía sobre el rival, aunque los errores en la salida del Betis propiciaban que el Sporting se acercase más al área de Adán, aunque sin crear ocasiones claras.

El juego se desarrollaba con muy poca fluidez, aunque parecía que el Real Betis, poco a poco, empezaba a querer tener más posesión. Lo intentaba Durmisi en jugada personal que culminaba con un fuerte disparo que Cuéllar mandaba a córner. Un minuto después era Pezzella el que pudo adelantar al equipo tras un cabezazo a centro del danés, pero de nuevo Cuéllar abortaba la ocasión. Tuvo la mejor el Betis hasta el momento en el minuto 25, de nuevo a través de Durmisi. Gran balón de Piccini hacia Rubén Castro, que daba un buen pase al lateral. El ‘14’ chutaba desde dentro del área pero el balón impactaba en el lateral de la red.

Pese a estar siendo ligeramente superior a su rival, no encontraba el Real Betis la forma de dañar a su rival. El Sporting de Gijón, por su parte, trataba de utilizar contragolpes rápidos. El conjunto verdiblanco seguía sumando ocasiones, y era Donk el que apunto estaba de estrenarse como goleador, pero su cabezazo se marchaba rozando el palo. Finalizaba la primera parte con empate a cero goles.

Saltaban de nuevo ambos conjuntos al césped del Benito Villamarín tras el descanso sin ningún cambio en ninguna de las dos formaciones. Comenzó el Betis de nuevo intentando irse al ataque, y la primera fue para Rubén Castro tras una buena jugada de Jonas Martin, pero el delantero disparaba desviado. Tuvo una ocasión inmejorable inmediatamente después el equipo gijonés. Durmisi daba un pase corto hacía Adán y Cop robaba el balón. Sin embargo, con todo a favor, enviaba el balón al poste. Era la ocasión más clara del partido para los rojiblancos.

Al igual que en la primera mitad, el juego seguía siendo muy trabado, con poca concatenación de jugadas y muchas interrupciones. Presionaba más arriba el Real Betis, trataba de agobiar la salida del rival y redoblaba esfuerzos en ataque. El Sporting, por su parte, se afanaba en defensa y despejaba los intentos verdiblancos. Avanzaban los minutos y el nerviosismo empezaba a apoderarse de jugadores y aficionados, en parte propiciado por los futbolistas del cuadro visitante, que no paraban de perder tiempo descaradamente.

Llegaban los últimos diez minutos de partido, y el Betis lo trataba más por empuje que por juego. Finalmente, el tiempo se agotó y los dos conjuntos se repartieron los puntos. La era Rubi en el Real Sporting comienza con un empate y sin encajar goles.

 

Configuración