🎥 Mariño notó un crujido y se temió lo peor: "No quería ni mirar el pie"

hace 7 años · Actualizado hace 5 años

Diego Mariño está ya recuperado del fuerte golpe que recibió en su tobillo izquierdo en Reus. Reconoció en la sala de prensa de Mareo que se asustó tras la entrada que le hizo el delantero del cuadro tarraconense: “Se tiró con todo y me pilló con el pie totalmente apoyado”. El portero sportinguista notó un “crujido” y se temió lo peor. “No quería ni mirarlo, luego se hinchó y me dolió, aunque luego fue remitiendo la intensidad”, añadió.

Hoy ya se entrenó con total normalidad. Se encuentra a disposición para el partido del domingo ante el Valladolid, uno de sus antiguos equipos, al que recuerda con mucho cariño, “si bien hace tiempo ya de aquello” y lo que ahora quiere es “ganar el encuentro”.

Espera poder sumar los tres puntos, porque “venimos de perder y los necesitamos para seguir arriba”. Además, no tiene duda alguna de que el Valladolid es un rival directo, que “tiene muy buenos jugadores y al Pichichi de la categoría”.

De Mata señaló que “es un futbolista muy listo, que se mueve muy bien; tendremos que estar atentos, pero sin volvernos locos”.

El de este domingo será el primero de los dos partidos seguidos que tiene el Sporting en casa (el segundo será ante el Cádiz). Expuso que “se trata de dos rivales importantes” e insistió en la importancia de jugar como locales, porque “el objetivo pasa por El Molinón”.

Subir

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para que podamos ofrecerte la mejor experiencia de usuario posible. La información de las cookies se almacena en tu navegador y realiza funciones tales como reconocerte cuando vuelves a nuestra web o ayudar a nuestro equipo a comprender qué secciones de la web encuentras más interesantes y útiles. Más información