Saltar al contenido

Mariño no fue suficiente para evitar la derrota en El Sadar

02/10/2017
Mariño no fue suficiente para evitar la derrota en El Sadar Sporting1905

Las grandes paradas del guardameta rojiblanco, Diego Mariño, no ha evitado que el Sporting perdiese por 2-0 ante el Osasuna en El Sadar, en un partido correspondiente a la jornada 7 de Segunda División. Los goles llegaron uno en cada período.

Paco Herrera dio entrada en el centro del campo a Moi Gómez y Álex López por delante de Sergio Álvarez, situó en la banda derecha a Carmona y en la izquierda a Rubén García, que cambió a su lado natural con la ausencia de Santos, que se quedó en el banquillo tras haber tenido algún problema físico durante la semana.

El encuentro arrancó sin un dominador claro, aunque el Osasuna mostró más profundidad en el minuto 8, en una acción por su banda derecha, en la que cruzó el balón al área, donde acertó a rematar Roberto Torres. Ponía el 1-0 en el marcador y espoleaba a los locales. Un minuto después Lucas Torró frenaba en falta un ataque rojiblanco y le costaba la primera tarjeta amarilla del partido. El siguiente en verla fue Lillo. El Sporting metía balones al área, pero Herrera, el guardameta local, se mostraba seguro por arriba. Exhibía más toque de balón y combinación el equipo gijonés, pero se cerraba el cuadro navarro, que oponía un defensa de cinco al sumarse el pivote para buscar la salida vertical cuando recuperaban. Lo hacían con velocidad y pegada. En el minuto 19 ganaba un acción por alto el conjunto rojillo y Diego Mariño tenía que estirarse para poder enviar a córner. El Sporting trataba de bascular su juego ofensivo a través de las bandas, pero no acababa de darle forma en los metros finales. En el 34, por dos veces, Diego Mariño tuvo que emplearse a fondo con sendas paradas consecutivas. El equipo navarro llegaba con peligro a su área y disfrutaba de opciones de remate con un juego más directo. En el minuto 36 tenían que entrar las asistencias médicas del Sporting para atender a Stefan Scepovic tras haber recibido un golpe en un hombro. Se reincorporaría.

Tras el descanso, se reanudó el partido sin cambios en los dos equipos. El Sporting continuaba combinando, con posesión, pero le faltaba acercarse con verdadero peligro a la portería navarra, lo que comenzó a hacer al paso de los minutos. En 52 se produjo un hecho curioso, el guardameta local se cambió una lentilla, lo que obligó a detener el juego durante unos instantes... y le daría buen resultado, porque a continuación detuvo con una soberbia parada un testatarazo de un compañero que llevaba marchamo de gol, tras un saque de falta. Un minuto después, tras otra acción a balón parado, remataba Barba fuera de cabeza. En el 57, buena jugada de ataque rojiblanca, que culminó Álex López con un remate que salió alto. El Sporting había comenzado a pisar el área con peligro. Sin embargo, cuando más cercano al gol se estaba mostrando, David Rodríguez sacó provecho de un despeje de Diego Mariño en un mano a mano previo con Quique. Era el 2-0 para los locales en el minuto 58. El partido tomaba formato de sentencia. El técnico osasunista, Diego Martínez, comenzaba a introducir cambios. Paco Herrera introducía dos cuando se hablía cumplido el minuto 65. Entraban al terreno de juego Isma López y Santos, que suplían a Carmona y Moi Gómez. Osasuna trataba de matar el partido y realizaba nuevas sustituciones. Lo tenía todo a favor. Volvería a aparecer Diego Mariño en el minuto 70 con una buena parada en un malentendido defensivo. En el 67 chutaba desde la frontal del área Sergio Álvarez. Le salía alto al avilesino. A continuación agotaba los cambios Paco Herrera, en busca de más mordiente ofensiva. Entraba Pablo Pérez por Rubén García. El siguiente en rematar fue Isma López, también desde lejos, en el 74: blocó el guardameta. Álex Pérez era amonestado. Posteriormente también Pablo Pérez vio la tarjeta amarilla. Entre interrupción e interrupción, el partido caminó hacia su conclusión.

Configuración