Le preguntaron a José Alberto en la sala de prensa de Mareo antes de partir paera Miranda de Ebro por las repercusiones del resultado de Anduva. “Vamos a ganar”, respondió con convencimiento el técnico rojiblanco, que defendió que “trabajo y resultados no se han correspondido hasta ahora, cuando todo ha sido muy cruel con nosotros”. Confía en que “esta semana pueda ser de otra manera”.

Durante la semana expuso que “recurrimos a la puerta cerrada para poder entrenarnos con tranquilidad”. En su ánimo ha estado siempre el de “alejar a los jugadores del ruido exterior”.

Le insistieron sobre su situación personal. Señaló que “el importante no es José Alberto, sino los jugadores y que el equipo sea capaz de interpretar bien el partido”. Se siente “fuerte” y “mejor entrenador que cuando llegué al equipo hace un año”. No obstante, apostilló que “está claro que lo que mandan son los resultados”, pero sin que nadie pueda poner en duda “la honradez, el trabajo, la profesionalidad y la dedicación”.

Agradeció haber tenido la confianza de la entidad desde que llegó al primer equipo, pero añadió con pragmatismo que “el de entrenador no es un cargo vitalicio”.

Respecto a la gran racha del Mirandés, dijo que tienen principio y final: “Es un equipo con sus virtudes y defectos; sabemos lo que tenemos que hacer y de lo que se trata es de poder plasmarlo”.

  • Debes estar registrado para responder a este debate.