laliga.com

David Gallego compareció en la sala de prensa de La Romareda al término del encuentro frente al Real Zaragoza. El entrenador sportinguista ha señalado que el equipo ha realizado «un partido muy completo» y ha resaltado especialmente el trabajo defensivo: «El Zaragoza es un equipo que genera mucho. Que hayamos concedido tan poco quiere decir el nivel de atención, de concentración y de interpretración a nivel defensivo. Nos ha faltado la efectividad en el área contraria».

El entrenador rojiblanco hizo hincapié en el buen sabor de boca que deja el punto sumado en Zaragoza: «Nos vamos con una sensación buenísima. Este equipo emocionalmente es fuerte, no nos va a distorsionar nada». Y ha reconocido que el encuentro en La Romareda ha permitido probar que «el equipo cree. Después de estas tres derrotas, el partido de hoy era una prueba para demostrarnos a nosotros mismos que el equipo estaba a tope. Y más que el punto, que es importante romper la dinámica, la sensación que ha transmitido el equipo es que sabe cuál es el camino»

Gallego ha querido subrayar que el equipo «no va a tener dudas, no ha dudado nunca y vamos a hacer lo máximo por competir cada semana. Veremos a dónde nos lleva». Y señala que él mismo tiene «cero dudas de este equipo, de su compromiso, de que tiene muy claro cuál es su ADN y de lo que nos ha llevado hasta aquí. Y hoy sigo diciendo que no tengo dudas y estoy convencido de que no las voy a tener de aquí a final de temporada».

Para el entrenador catalán, una de las lecturas positivas del partido ha sido el trabajo de su equipo: «Hay partidos en los que, por encima del resultado, que hoy era importante, lo reconozco, están las sensaciones. El equipo ha tenido una personalidad tremenda y no deja de refrendarme lo que veo cada semana. Hay resultados que, aún sin ganar, te dicen mucho. Hoy creo que el equipo ha dado un paso adelante tremendo».

Con respecto a lo que deparará el resto de la jornada, Gallego prefiere centrarse en su propio equipo: «Nuestra felicidad no puede ser que lo hagan mal otros. Tenemos que estar convencidos de lo que somos nosotros, de lo que queremos nosotros. Lo único que nos puede ocupar, lo único de lo que dependemos, es de lo que hagamos nosotros. Tenemos que centrarnos en nosotros y caminar nosotros».