Entrenamiento regenerativo a la vuelta de Montilivi

hace 5 años · Actualizado hace 4 años

corrillo entrenamiento

Afectó por igual a los dos equipos, que se vaciaron sobre un terreno de juego en el que la temperatura estuvo sobre los 30 grados y donde la humedad incluso fue en aumento a lo largo del partido, en torno al 85 por ciento en su tramo final.

Pese a la hidratación y las preventivas sales minerales, el esfuerzo pasó factura y el número de jugadores con sobrecargas musculares, calambres y los gemelos subidos se dejó notar en Montilivi de forma ostensible en los últimos minutos. A ello se añadió la intensidad a la que se disputó el encuentro entre el Girona y el Sporting.

Por eso el entrenamiento de este lunes, al regreso de tierras catalanas, adquirió especial importancia para los sportinguistas, que recibirán el próximo domingo al Rayo Vallecano en El Molinón.

Los dos equipos tendrán una baja federativa por las respectivas tarjetas rojas que vieron el franjirrojo Martín Pascual y Damián Pérez. No tomó parte en el entrenamiento esta tarde Carlos Cordero, que se trasladó a su domicilio familiar en tierras extremeñas, debido al fallecimiento de su padre.

Mañana será día de descanso para los gijoneses, que regresarán a los entrenamientos el miércoles en régimen de concentración en Mareo, con un entrenamiento general por la mañana a las 10.30 horas, tras el que se quedarán a comer en las instalaciones rojiblancas.

4.8/5 - (245 votos)

Deja una respuesta

Subir

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para que podamos ofrecerte la mejor experiencia de usuario posible. La información de las cookies se almacena en tu navegador y realiza funciones tales como reconocerte cuando vuelves a nuestra web o ayudar a nuestro equipo a comprender qué secciones de la web encuentras más interesantes y útiles. Más información