Enmarcado en el actual contexto sanitario de prevención, el Sporting se entrena en Mareo a puerta cerrada en el más estricto de los sentidos. Prepara así la visita a un campo de Riazor que mostrará unas gradas vacías, tanto de seguidores locales como rojiblancos, dentro de las directrices marcadas para el fútbol profesional con vistas a las dos próximas jornadas ligueras.

Djukic tiene las bajas médicas de Marc Valiente y de Bogdan y vuelve a tener a disposición a Cristian Salvador tras el partido de suspensión que cumplió. No hay novedades en este sentido.

Todos los entrenamientos de la semana son matinales en Mareo, excepto el del viernes, que se trasladará a El Molinón a las 9.30 horas. El equipo rojiblanco se desplazará por la tarde a La Coruña en autocar.

Que el encuentro sea a puerta cerrada ha cogido a contrapié a la Mareona, que ha convertido este desplazamiento a tierras gallegas en uno de los habituales. El Sporting está devolviendo el importe de las localidades que había mandado a Gijón el Dépor para su venta en El Molinón.

  • Debes estar registrado para responder a este debate.