Saltar al contenido

El Sporting pierde en Zaragoza y abandona los puestos de ascenso directo

05/05/2018
El Sporting pierde en Zaragoza y abandona los puestos de ascenso directo Sporting1905

El Sporting salió derrotado por 2-1 de La Romareda ante el Zaragoza en partido de LaLiga 1/2/3 correspondiente a la jornada 38 en un partido que nunca mereció perder y en el que sólo la soberbia actuación del guardameta local le impidió poder darle la vuelta al marcador.

Encuentro de gran ambiente en las gradas con una magnífica entrada en La Romareda. Presencia de la Mareona, con más de 2.000 seguidores rojiblancos. Canella por el Sporting y Zapater por el cuadro aragonés oficiaron de capitanes. Terreno de juego en perfecto estado. Cielo con nubes y claros y 13 grados de temperatura. El equipo gijonés lució su tercera equipación, azul y verde.

Rubén Baraja dio continuidad al mismo equipo de las últimas jornadas para un partido que arrancó el con los dos equipos tanteándose, sin dominio claro por ninguno de los dos. Apenas habían transcurrido diez minutos de juego cuando se adelantó en el marcador el cuadro local, con un cabezazo colocado de su estilete Borja Iglesias. Los rojiblancos pidieron falta previa en la acción. Cuatro minutos después conectaron Canella y Jony. El servicio para Nano Mesa, en boca de gol, a punto estuvo de ser rematado por el tinerfeño. A continuación Jony chutaba y blocaba en dos tiempos Cristian Álvarez. El Sporting llegaba al área rival. Lo hacía con peligro tras asumir la batuta del partido, aunque le faltaba cristalizar esa profundidad. El Zaragoza buscaba sacar provecho del espacio de la línea defensiva que adelantaba el Sporting, mientras que la afición local le metía presión al partido. Sería en un balón largo cuando el Zaragoza logró en el 27 su segundo gol de la tarde, obra nuevamente de Borja Iglesias, tras un pase de Julián Delmás. Cumplida la media hora se producía un gran remate de cabeza de Bergantiños, al saque de un córner, pero el portero local respondió con una soberbia parada. En el minuto 31 era amonestado Sergio Álvarez. El Sporting buscaba nuevamente el mando del encuengro, pero el cuadro blanquillo se había puesto por delante en el del marcador con sendos zarpazos de su goleador y seguía a la búsqueda de poder cazar nuevos contraataques. Se le había puesto cómodo el partido. La confianza se tornaba en favor de los zaragocistas. Los rojiblancos luchaban todos los balones, pero no acababan de salirles las cosas bien. En el último minuto de la primera parte un agarrón a Rubén García le costaba la amonestación a Íñigo Eguaras. Al saque de la falta, Cristian Álvarez evitó el gol con una estirada espectacular al lanzamiento de Carmona. De nuevo estuvo providencial el guardameta local. Con el 2-0 los dos equipos tomaron el camino de los vestuarios.

La segunda mitad se inició con una tarjeta amarilla para Mikel. Al lanzamiento de la falta, tras una prolongación de Bergantiños, despejó con apuros la defensa a córner. Se botó y el cabezazo de Álex Pérez salió fuera. Insistía el Sporting ante la portería local. En los tres primeros minutos había botado otros tantos saques de esquina. En el minuto 7, fruto de esa insistencia, Rubén García recibió un balón al que le metió el efecto justo para cruzarlo ante la portería local y hacer inútil la estirada del guardameta. El Sporting se lanzaba en busca del empate. El Zaragoza comenzaba a mover el banquillo. En el minuto 13 entraba Febas. Un minuto después, Carmona cabeceó un centro desde la izquierda. La mano que sacó el portero local para despejar el esférico fue mayúscula. Estaba siendo el salvador del equipo local. Agotaba los cambios el entrenador zaragocista.Entraban Pombo y Guti en el 18. Justo en ese momento Baraja mandaba llamar a Santos. El partido se abría. Jony se quejaba de un golpe y Santos entraba por Rubén García. En el 21 se le marchaba alto un testarazo a Álex Pérez al saque de un córner. Todavía buscaba más mordiente ofensiva Baraja, que daba entrada Isma López por Canella. Posteriormente entraría Álex López por  Bergantiños. Un saque de falta de Jony en el 28 se marchó fuera por muy poco. Un minuto después volvía a rematar el cangués y volvía a despejar el guardameta. La historia se repetería de manera machacona a lo largo de toda la segunda mitad. Con la salvedad de un balón a la madera en los instantes finales, cuando el Sporting estaba desmelenado al ataque, esta segunda mitad fue un monólogo atacante gijonés. El dato de 20 saques de esquina botados frente a los dos de los locales fue claramente significativo.

Configuración